Saltar al contenido

Museo Florentino Trapero

El museo Florentino Trapero de Aguilafuente rinde tributo a uno de los grandes hijos de la villa, ya que se han agrupado en este espacio expositivo un total de 162 obras del artista, entre obras escultóricas, originales, moldes, bocetos y dibujos del autor.El lugar elegido para la ubicación de esta exposición permanente es la planta baja de la propia Casa Consistorial de Aguilafuente.

Florentino Trapero, escultor, restaurador e imaginero, nació en 1893 en Aguilafuente (Segovia), hijo del entonces secretario del Ayuntamiento de la localidad.Desde muy temprana edad demostró su vocación artística, el dibujo y sus primeras tallas de madera dejaron patentes sus dotes para las artes. De ese modo en 1908 comenzó en Madrid sus estudios en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado. De esta primera época creativa el Museo cuenta con bocetos originales del escultor que tratan sobre escenas alegóricas de labores agrícolas y ganaderas.

Concentrado en la producción artística y la docencia (trabaja como profesor de Instituto en Jaca y Reinosa; consigue después la plaza de Catedrático de Instituto siendo destinado a Calatayud y posteriormente a Avilés).

imagen florentino trapero
imagen museo trapero 1

imagen museo trapero 3

imagen museo trapero 2

Entre los galardones y concursos ganados a lo largo de su vida destacan el de modelos para la corona de la Virgen de la Fuencisla en 1916, el premio Victorio Macho de esculturas policromadas (1922) la Mención Honorífica en la Exposición Iberoamericana de Sevilla (1930) o el premio de la Exposición de Pintura y Escultura de Castilla y León en Santillana del Mar.Juzgado en 1937, durante la Guerra Civil Española, por las autoridades franquistas con el cargo de auxilio a la rebelión (a pesar de haberse mantenido fiel al gobierno legalmente constituido), fue condenado a una pena de 32 años, que no llegó a cumplir en su totalidad. En lo referente a su dilatada labor profesional cabe reseñar el encargo de la restauración de las esculturas dañadas durante la Guerra Civil en diversas catedrales,especialmente en la de la Seo de Sigüenza (1943-1949), donde fue el Director de restauracilón escultórica, junto a ello destaca también la realización de diversas obras escultóricas para la Catedral vieja y nueva de Vitoria (esculpió 14 imágenes de apóstolesque forman parte del pórtico), las esculturas de la Universidad Laboral de Gijón, el altar mayor de la iglesia de Galapagar o la estatua de el Adelantado de Florida Pedro Menéndez, en Avilés.
imagen museo trapero 4

imagen museo trapero 5

En su faceta de imaginero, se encargo de la realización de imágenes como las de la Semana Santa de Zamora, entre las que destaca el paso de La Borriquita (1949-1950). Una de las mejores aportaciones escultóricas a la Semana Santa zamorana del siglo XX. Fue realizado en pino de Soria y representa a Jesús montado en una burra y rodeado por un hombre y dos mujeres, una de ellas con su niño en brazos; detrás van otros dos niños jugando con un pollino. Fue bendecido en 1950 y desfiló por primera vez el 2 de abril de ese mismo año. Es recomendable ver dicho paso por el lado derecho del cortejo.
El Nazareno de San Frontis, de la primera mitad del siglo XVII . Tallado en madera de pino, viste una túnica de terciopelo morado bordado en oro. En 1800 pasó de la desaparecida ermita de la Cruz al templo de San Frontis donde desde entonces está expuesto a la veneración.

En 1954 Florentino Trapero restauró la faz del Cristo y le talló unas manos nuevas. En 1991 se cambió la antigua cruz atacada por los xilófagos por una nueva. El Nazareno provoca gran devoción entre los vecinos y vecinas del Barrio de San Frontis en Zamora. El 14 de Septiembre, la Cofradía de la Cruz y del Señor, lo saca en procesión por el barrio.

En total creó a lo largo de su trayectoria unas 196 obras escultóricas, repartidas por toda la geografía española.

imagen museo trapero 6