Saltar al contenido

Sinodal de Aguilafuente

imagen libro sinodal

imagen hoja sinodal

LA HISTORIA

A finales del siglo XV la ciudad de Segovia reunía condiciones propicias para el establecimiento de la imprenta: reinaba Entrique IV, era el centro político, estudio general, contaba con cierto desarrollo industrial, tenía una casa de la moneda entre los edificos oficiales y sobre todo tenía un Obispo muy interesado en los temas humanísticos Juan Arias Dávila que se había formado en la corte de Don Juan II.Tan revuelta tenía la diódesis Don Juan- obispo culto y reformador que ejerció su magisterio entre el 1461 y 1497 – que decidió convocar un Sínodo para disciplinar constumbres no solo de sus laicos feligreses, sino tambien de sus religiosos que coqueteaban desvergonzadamente con algunos de los siete pecados capitales y quizá con todos los veniales) .

Lo convocó en Aguilafuente, para encinchar a su licenciosa grey y conducirla por el buen camino, pero temía que lo allí resuelto y amonestado no llegara a conocimiento de todos y que “la ignorancia de las nuestras constituciones podría dar alguna causa de excusación a nuestros súbditos”. Para remediarlo, este religioso emprendedor y de abiertas miras decidió que era hora de usar la invención de la imprenta, artefacto fruto del ingenio de Gutemberg. El obispo muy probablemente conoció en Roma a Juan Párix y le invitó a instalarse en Segovia.El primer trabajo de imprenta encargado al impresor fue el Sinodal de Aguilafuente y posteriormente, entre 1474 y 1475, imprimió otros siete libros de carácter jurídico-canónico.

Sin embargo, el hecho de que tengamos hoy en día conocimiento de este primer trabajo impreso se debe a la labor del canónigo archivero de la Catedral de Segovia Cristino Valverde . En un principio este libro se extravió durante años entre los numerosos documentos existentes en la catedral, y fue gracias a la labor desarrollada por dicho personaje, en tiempos del obispo Manuel de Castro, cuando nuevamente se halló el incunable, apareciendo en su “Catálogo de Incunables y Libros Raros de la Catedral de Segovia” , publicado en 1930.

Un análisis del Sinodal de Aguilafuente se encuentra en la Revista electrónica de cultura y sociedad. http://www.revistateina.com/. D. Alberto Olmos nos muestra en su artículo la amenidad del primer libro impreso en España desmitificando que un libro de estas características resulte de dificil comprensión o tedioso.

El original está compuesto por 48 hojas impresas con un tipo romano. Existen dos ediciones del facsímil elaboradas por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua.Se puede adquirir un ejemplar del facsímil del Sinodal de Aguilafuente en el Ayuntamiento de Aguilafuente o llamar al teléfono de contacto : 921 57 20 38.

imagen sello sinodal 1 imagen sello sinodal 2

EL QUINTO CENTENARIO

Ya en 1972 , cuando se cumplieron 500 años desde la impresión del primer libro en nuestro país (o lo que es lo mismo, desde el Sínodo Diocesano y la consecuente impresión del Sinodal de Aguilafuente) ya se conmemoró tan señalada fecha colocándose una placa conmemorativa en el interior de la Iglesia de Santa María de Aguilafuente. Junto a ello, el organismo nacional de Correos emitió una serie de sellos alusivos al quinto centenario de la imprenta en España. Con estas acciones se rendía tributo al importante y trascendente acontecimiento que se dio lugar en el siglo XV en la villasegoviana de Aguilafuente.

 

CELEBRACIÓN ANUAL DEL SINODAL DE AGUILAFUENTE

Desde el año 2003 la localidad de Aguilafuente inicio una singular iniciativa para celebrar este acontecimiento histórico. Durante el primer fin de semana del mes de agosto se llevan a cabo un sinfín de actividades culturales variadas y adecuadas a todas las edades y gustos. Destacan representaciones teatrales de vecinos y vecinas de la localidad, danzas y bailes medievales, demostraciones de oficios antiguos, talleres de encuadernación, ciclos de conferencias, exposiciones, ruta de tapas y menús , mercado medieval, etc. Más Información en www.sinodaldeaguilafuente.com